Shangai. Los precios del cobre en Londres caían este viernes, presionados por la advertencia de China contra la especulación en el sector inmobiliario y recientes débiles datos económicos en Estados Unidos que ponen en relieve la fragilidad de la recuperación económica del país.

El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres caía un 0,1%, a US$7.719,75 la tonelada a las 07:29 GMT tras alcanzar máximos de dos semanas de US$7.813 el jueves.

Sin embargo, el contrato está rumbo a subir un 0,2% en la semana.

Pekín emitió un firme recordatorio a los gobiernos locales para mantener medidas drásticas contra la especulación inmobiliaria, subrayando las preocupaciones del gobierno por las presiones inflacionarias.

Desde una perspectiva técnica, luego de que el cobre no pudo mantenerse sobre el nivel de resistencia de US$7.800, cayó a su rango anterior de US$7.600 y US$7.800, dijo el analista de CIFO Futures, Zhou Jie.

El analista técnico de Reuters, Wang Tao, espera que el cobre en Londres retroceda a US$7.697 por tonelada debido a una zona de resistencia de US$7.823-US$7.839.

El temor por una desaceleración de la economía estadounidense creció tras datos que mostraron que la actividad fabril en la zona norte de la costa este de Estados Unidos se contrajo en julio por tercer mes seguido y el número de personas que pidió subsidio por desempleo creció en la última semana.