Londres. El cobre caía el martes después de que la agencia Standard & Poor's advirtió sobre una posible rebaja masiva de calificaciones de los países de la zona euro si sus líderes no alcanzan un acuerdo para resolver la crisis de deuda de la región esta semana.

Por su parte, el Banco Asiático de Desarrollo advirtió que Asia enfrenta riesgos a la baja "mucho mayores" en comparación con la situación de hace un par de meses.

Los vaivenes de la crisis de la deuda europea y los temores a una desaceleración en China, un consumidor importante de metales, han movido al valor del cobre, que se usa en la construcción y la electricidad.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) descendía a US$7.790 por tonelada desde los US$7.940 al cierre de este lunes.

El cobre ha bajado un 23% desde el récord de US$10.190 que registró en febrero, pero desde fines de octubre ha aumentado un 18%. La semana pasada, el metal subió casi un 10%.

"Tuvimos un buen repunte a partir de fines de octubre, por lo que la noticia de S&P fue una excusa para tomar ganancias", dijo Gianclaudio Torlizzi, un socio de la consultora en metales T-Commodity.

La advertencia de Standard & Poors arrastró a la baja a la mayoría de mercados, afectando un avance inspirado por la iniciativa franco-alemana de fortalecer la disciplina presupuestaria en el bloque a través de cambios en el tratado de la Unión Europea.

La cumbre de líderes europeos esta semana intentará alcanzar un acuerdo convincente para abordar la situación financiera de la región.

La advertencia de S&P también afectó al euro, aunque la moneda se recuperó tras un inesperado aumento en los pedidos industriales de Alemania.

En tanto, el dólar cedía la mayoría de sus ganancias previas, pero se mantenía en terreno positivo frente a una cesta de monedas.