Londres. El cobre caía este viernes a cerca de su menor nivel en dos semanas, luego de bajar 2,4% en el primer trimestre, en medio de preocupaciones de los inversionistas sobre los inventarios, una pobre demanda y el temor a que la reconstrucción de Japón se demore.

El metal también se veía presionado por la apreciación del dólar, apoyada por la expectativa de la publicación de sólidos datos del mercado laboral en Estados Unidos.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) bajaba a US$9.360 dólares la tonelada a las 10:12 GMT desde el cierre de estes jueves a US$9.430.

El metal cayó 2,4% en el primer trimestre, en su primer descenso trimestral desde junio.

"Me retraje por el fuerte movimiento en los precios de la energía ayer y tenemos datos importantes sobre las nóminas no agrícolas en Estados Unidos", dijo el analista de Natixis Nic Brown.

Un sólido dato sobre la creación de empleo en Estados Unidos sería una señal de que la economía se está recuperando y haría más probable que las autoridades ajusten su política monetaria.

Los precios de los metales se han visto golpeados este año por los disturbios en Oriente Medio y el norte de Africa, lo que ha impulsado los precios del petróleo y ha despertado los temores sobre la inflación, así como por el terremoto, tsunamis y desastre nuclear en Japón.

El aluminio caía a US$2.619 por tonelada desde los US$2.649 del jueves.

El zinc bajaba a US$2.345 desde los US$2.362 de la sesión anterior.

El plomo descendía a US$2.660 desde los 2.695 dólares de la última jornada.

El estaño caía a US$31.500 desde los US$31.800 del jueves.

El níquel retrocedía a US$25.700 frente a los US$26.095 del cierre de la sesión anterior.