Londres. El cobre caía levemente este jueves golpeado por las expectativas de una contracción en la economía de la zona euro y sus implicancias en la demanda de metales industriales, pero las pérdidas eran limitadas por un dato positivo de confianza empresarial alemana.

La Comisión Europea estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) de la zona euro se contraería un 0,3% este año comparado con una estimación anterior de una expansión de un 0,5%, con lo que la región podría encaminarse a su segunda recesión en sólo tres años.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) bajaba un 0,7%, a US$8.379 la tonelada, a las 16:13 GMT.

"El panorama para la economía de la zona euro está pesando en el mercado", dijo Peter Fertig de Quantitative Commodity Research.

"Si la zona euro entra en recesión, importará menos. Esto tendría implicancias en las exportaciones chinas y en el crecimiento chino, que impactará en los metales básicos", agregó.

China es el mayor consumidor de cobre, representando hasta un 40% de la demanda.

Aliviando los temores por la economía europea, la confianza empresarial alemana aumentó por cuarta vez consecutiva en febrero, superando las expectativas e indicando que la mayor economía europea se recupera y evita una recesión.

En la percepción del mercado también pesaban unos datos débiles del sector manufacturero chino que se conocieron este miércoles.