Londres/Singapur. El cobre caía este lunes por la debilidad del consumo chino, por la amenaza que plantean los altos precios del crudo para la frágil economía global y los temores de los inversores sobre cómo hará Europa para refinanciar sus enormes deudas.

Una reunión de ministros del Grupo de los 20 durante el fin de semana no logró alcanzar un acuerdo para dar fondos frescos a Europa, aunque dijeron que los líderes europeos deben comprometer más recursos para combatir la crisis de deuda en un encuentro que sostendrán esta semana.

Los comentarios incrementaron la presión sobre Alemania para que abandone su oposición a un mayor fondo de rescate de la zona euro.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) caía un 1,22%, a US$8.426,5 al mediodía en Londres.

El metal, usado en la energía y la construcción, ha subido más de un 11% en lo que va del año, aunque los inversionistas encuentran cada vez menos razones para extender el repunte, en medio de una pobre demanda de China y los problemas financieros de Europa.

"Los inventarios chinos son altos y la demanda, de acuerdo con los estándares chinos, es relativamente débil en este momento, por lo que se complica justificar los precios a estos niveles", dijo el estratega de BNP Paribas Stephen Briggs.

Una fuerte subida de los precios de la energía, que alcanzaron la semana pasada su mayor nivel en 10 meses, avivó los temores a una recesión global.

Esas preocupaciones se suman a las dudas sobre la demanda china, que no ha repuntado desde los feriados de fines de enero por la celebración del Año Nuevo Lunar.

Los inventarios de cobre en Londres se encuentran en su nivel más alto desde el 2002.