Londres. El cobre bajó este jueves por la fortaleza del dólar frente al euro, aunque sólidos datos en Estados Unidos impulsaron el optimismo sobre la economía de ese país y limitaban las pérdidas.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) no mostró precios al cierre, pero recibió como última oferta US$9.470 la tonelada, frente a los US$9.540 al cierre de este miércoles. El metal marcó un récord histórico de US$9.754 este martes.
Operadores dijeron que se generó una corriente vendedora cuando el dólar subió frente al euro .

Un dólar más alto hace que los precios de las materias primas denominados en esa moneda sean más caros para los tenedores de otras divisas.
Un dato reciente en Estados Unidos mostró un alza en el número de empleos privado tres veces más de lo pronosticado.

"Los buenos datos macro están apoyando a los metales. Somos muy optimistas sobre los metales. Esperamos que el cobre alcance el nivel de los 10.000 (dólares) durante este trimestre", dijo David Wilson, analista de Societe Generale.
Versiones de un ajuste en la política monetaria de Estados Unidos minaban la confianza en los mercados de los metales industriales.

Los precios del cobre subieron más de un 30% el año pasado y más de un 140% en el 2009. Desde mediados de noviembre pasado, el avance ha sido de más de 20%.

Más temprano el plomo saltó a US$2.712,75 la tonelada, su mayor nivel desde mayo del 2008. El metal cerró a US$2.656 desde los US$2.660 de este miércoles. El zinc terminó a US$2.455 frente a los US$2.463 previos y el estaño operó a 26.180 desde 26.225.

El aluminio alcanzó más temprano los US$2.519, su mayor nivel desde septiembre del 2008, para finalizar luego a US$2.518 desde los 2.463 anteriores, mientras que el níquel estaba a US$24.550 desde 24.700 de la sesión anterior.