Londres. El cobre cerró en baja este lunes en medio de un marcado descenso de la demanda China, que contrarrestó el impacto positivo de una enorme adquisición en el sector.

En la Bolsa de Metales de Londres, el cobre a tres meses se alejó de un máximo de sesión de US$9.475 por tonelada para cerrar a US$9.330, levemente por debajo de los US$9.359 al cierre del viernes.

En la división de metales Comex, de la Bolsa Mercantil de Nueva York, el cobre para mayo cedió 0,35 centavos, para terminar en US$4.2550 por libra.

Las dudas en el mercado de cobre fueron exacerbadas por un feriado de dos días en China, el mayor consumidor de metales, y una conferencia minera en Chile esta semana, en la que se reúnen importantes participantes de la industria para discutir las tendencias del mercado.

"Cuando los chinos están fuera (...) los mercados tienden a ir a la deriva", dijo Alex Heath, jefe de metales básicos de RBC Capital.

Los precios del cobre se dispararon la noche del domingo tras las noticias de que la minera china Minmetals Resources ofreció US$6.500 millones estadounidenses por Equinox Minerals.

En las últimas semanas, la débil demanda de cobre de China arrastró una caída de hasta un 12% de los precios del metal desde los máximos históricos alcanzados a mediados de febrero en Londres y Nueva York.

El estaño subió a US$31.625 desde los US$31.500 de la sesión anterior.

El plomo avanzó a US$2.835 por tonelada, su mayor nivel en tres años, ante expectativas de una mayor demanda de Japón, que enfrenta una crisis nuclear.

El zinc trepó a US$2.417 frente a los US$2.390 del viernes.

El aluminio no cotizó al cierre, pero recibió como última oferta US$2.632 frente a los US$2.631 de la pasada jornada.

El níquel cayó a US$25.500 desde los US$25.600 de este viernes.