Londres. El precio del cobre cayó este viernes por una lenta demanda de China, el mayor consumidor mundial, aunque un debilitamiento del dólar y una mejoría de las perspectivas macroeconómicas limitaron las pérdidas del metal.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cayó un 0,6%, a US$8.510 por tonelada. Más temprano, el metal anotó máximos de dos semanas de US$8.690.

El cobre ha oscilado dentro de un rango de US$8.400 a US$8.700, en momentos en que los inversores sopesan la mejora en la perspectiva para la economía global y la débil demanda de cobre de China.

El dólar caía contra el euro después de que un reporte del gobierno de Estados Unidos sobre los precios del consumidor redujo la posibilidad de que la Reserva Federal ajuste su política monetaria más pronto de lo anticipado.

"Los metales básicos (seguirán) siendo impulsados por factores macroeconómicos y fluctuaciones en los mercados de acciones y monedas la próxima semana", dijo el analista de Commerzbank, Daniel Briesemann.

"Pero no veo ningún factor que impulse los precios desde el actual rango, a menos que recibamos algunas noticias imprevistas en el frente macroeconómico", agregó.

Las existencias de cobre en los almacenes monitoreados por el mercado de Shanghái subieron por tercer semana consecutiva a 227.276 toneladas al 15 de marzo, su nivel más alto desde julio del 2002, de acuerdo con los últimos datos.

En contraste, las existencias de cobre en Londres han caído desde el 22 de febrero al 14 de marzo a 267.750 toneladas, el menor nivel desde junio del 2009.