Londres. El cobre y otros metales industriales caían el miércoles por temores a una menor demanda tras renovadas tensiones entre China y Estados Unidos y preocupaciones sobre una desaceleración del crecimiento en China, el mayor consumidor mundial de metales.

A las 1117 GMT, el cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres caía un 2,07%, a US$6.170 por tonelada, después de bajar un 4,9% en julio.

Una fuente familiarizada con el asunto dijo que Washington planea imponer un arancel de 25% sobre bienes importados chinos por un valor de US$200.000 millones después de fijarlos inicialmente en 10%, lo que escaló la disputa entre las dos mayores economías del mundo.

Los inversores también estaban decepcionados después de reportes de que una reciente reunión del politburó chino fue menos conciliadora de lo esperado en lo que respecta a política monetaria y fiscal, dijo el analista de materias primas Carsten Menke de Julius Baer, en Zúrich.

También pesaba un dato que mostró que el sector manufacturero chino creció en julio a su ritmo más lento en ocho meses debido a un declive de los pedidos de exportaciones.

El índice de gerentes de compras de manufacturas de Caixin/Markit cayó a 50,8 en julio desde 51,0 en junio, cumpliendo con previsiones de analistas y con el nivel de noviembre de 2017.

Los inversores parecieron desestimar las noticias sobre agitación laboral en Chile. El sindicato de Escondida, la mina de cobre más grande del mundo, dijo que un conteo temprano y parcial de los votos sobre una oferta final de contrato sugiere que sus miembros la rechazarán y aprobarán ir a huelga.

En tanto, el principal sindicato de la mina Caserones en Chile rechazó la oferta de contrato final del operador Lumina Copper y los trabajadores aprobaron una huelga, afirmó el presidente del sindicato.