Londres. El cobre cayó este lunes ante un alza del dólar y un mayor realismo después del entusiasmo inicial por el acuerdo de la deuda europea, por el hecho de que los problemas económicos del bloque siguen lejos de resolverse.

Sin embargo, el metal seguía en camino a su mayor avance mensual desde diciembre del año pasado.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) bajó a US$8.000 la tonelada desde los US$8.175 del cierre de este viernes, pero aún estaba encaminado a terminar octubre con un alza de un 13%.

El metal rojo está recibiendo el apoyo de fuertes fundamentos, incluyendo las continuas interrupciones del suministro de la segunda mayor mina de cobre del mundo, Grasberg en Indonesia, y la constante demanda al contado de China, principal consumidor global del producto.

Pero por ahora también pesa en la percepción del mercado la preocupación de que los problemas económicos de Europa golpeen a la demanda, y los mercados esperan más detalles de un acuerdo de la semana pasada destinado a resolver los inconvenientes de la deuda de la región.

El euro profundizó sus pérdidas contra el dólar el lunes hasta tocar mínimos de sesión.