Londres. Los futuros de los metales básicos no registraban un rumbo definido el jueves, tras la dirección de los mercados de acciones antes de la publicación de los datos de empleo en Estados Unidos.

El dólar siguió debilitándose frente al euro, pero los metales no lograban generar soporte como lo han hecho en los últimos días, lo que posiblemente indicaría que los actores del mercado creen que la racha alcista estaría perdiendo fuerza.

A las 10:37 GMT, el contrato del cobre a tres meses se negociaba en US$8.258 la tonelada métrica, lo que representa un retroceso de US$1 en la sesión. El estaño alcanzó un nuevo máximo, tras subir US$100 a US$26.350 la tonelada. El euro se fortalecía a US$1,3976, frente a los US$1,3925.

Analistas señalan que las negociaciones en los mercados financieros probablemente serán tranquilas hasta el viernes cuando se publiquen las cifras de nóminas no agrícolas de septiembre en Estados Unidos.