Nueva York. Los contratos a futuro sobre el cobre cerraron al alza el miércoles cerca de máximos de 26 meses debido a que los inversionistas continuaron tomando posiciones en los metales para protegerse contra una potencial devaluación.

El contrato del cobre a diciembre, el más activo, subió 2,65 centavos, o un 0,7%, para cerrar a US$3,7530 la libra en la división Comex de la New York Mercantile Exchange. Durante la madrugada, el contrato alcanzó los US$3,7895, el precio más alto para un contrato más activo desde julio de 2008.

"Recientemente hemos obtenido soporte adicional con la caída del dólar, la flexibilización cuantitativa y el alza generalizada de los metales preciosos", dijo Michael Gross, corredor y analista de futuros de OptionsSellers.com.

Los temores se producen en momentos en que bancos centrales de todo el mundo actúan para relajar sus políticas monetarias con el fin de acelerar el crecimiento.

"Las autoridades monetarias apuntan a la devaluación de sus monedas para ayudar a sus exportadores", dijo Stephen Platt, analista de Archer Financial Services, en Chicago. "Este tipo de incertidumbre está obligando a la gente a recurrir a activos duros".

Los inventarios de cobre en bodegas de la Bolsa de Metales de Londres subieron el miércoles en 25 toneladas métricas a 374.125. La información de inventarios más reciente de la Comex, publicada el martes por la tarde, mostró una caída de 300 toneladas cortas a 83.887 toneladas cortas.