Nueva York. Los contratos a futuro del cobre cerraron al alza el jueves tras la publicación de positivos datos económicos y ante la debilidad del dólar, pero cayeron desde los máximos previos luego que inversionistas decidieran tomar ganancias

El contrato más activo del cobre para entrega en diciembre cerró con un alza del 0,3%, o 1,2 centavos, a US$3,7875 la libra en la división Comex de la New York Mercantile Exchange.

Los inversionistas siguieron tomando ganancias durante la sesión, lo que hizo caer el precio del cobre pese a las positivas noticias. Si bien el cobre cerró al alza, el contrato más activo ha registrado un descenso del 2,1% respecto al cierre en un máximo de 27 meses de US$3,8690 establecido el martes.

La debilidad de las acciones generó presión a la baja sobre los precios del cobre luego que algunos operadores vendieran futuros del cobre para cubrir pérdidas en otros mercados. El Promedio Industrial Dow Jones caía hace unos minutos un 0,4% a 11.087,9.

Los precios del cobre recibieron soporte de la debilidad del dólar, que se depreció frente a otras monedas luego que resurgieran preocupaciones sobre la inflación a largo plazo. El Índice del Dólar ICE descendía un 1,2% a 77,248.

Los operadores de cobre también se mantenían atentos a las crecientes tensiones en una de las mayores minas de cobre de Chile, Doña Inés de Collahuasi, donde el riesgo de huelga aumentó luego que los trabajadores rechazaran la oferta final de la compañía.

Los inventarios de cobre en bodegas de la Bolsa de Metales de Londres disminuyeron el jueves en 575 toneladas métricas a 368.025 toneladas métricas. Los datos más recientes de existencias de la Comex, publicados el miércoles por la tarde, mostraron una reducción de 163 toneladas a 75.459 toneladas.