Nueva York. Los precios a futuro del cobre redujeron las pérdidas este miércoles gracias al apoyo del cambio en la percepción del mercado hacia el esperado crecimiento en China y un dólar debilitado.

El contrato para entrega en diciembre, el más activo, cerró con un ascenso del 1%, o 3,6 centavos, a US$3,7935 la libra en la división Comex de la New York Mercantile Exchange. El contrato retomó su camino al alza el miércoles a medida que el sentimiento del mercado respecto al reciente incremento de las tasas en China se desplazó hacia una visión más positiva.

El martes, el banco central de China anunció su primera alza de tasa en casi tres años, la mayor operación hasta la fecha para retirar los estímulos que ayudaron a la economía a superar la crisis global pero que ahora amenazan con abultar la inflación. El Banco Popular de China dijo que elevará la tasa de créditos y depósitos en yuan a un año del 5,31% al 5,56%, y del 2,25% al 2,5%, respectivamente.

Tras una reacción inicial negativa, el mercado cambió su interpretación de las noticias de China, mientras los operadores destacaron el lado positivo, indicando que el alza de tasas es un voto de confianza que no bloquearía el crecimiento o la demanda del metal.

El cobre también recibió apoyo de la fuerte caída del dólar. Un dólar débil suele impulsar al cobre denominado en dólares al hacerlo menos costoso para compradores que usan otras monedas, lo que ayuda a la demanda.

Los precios del cobre también van al alza a medida que los operadores e inversionistas colocan una mayor cantidad de dinero en el sector de bienes básicos.

Los inventarios de cobre en bodegas de la Bolsa de Metales de Londres se redujeron en 800 toneladas métricas el miércoles a 370.750. La información de inventarios más reciente de la Comex, publicada el martes por la tarde, mostró una caída de 243 toneladas cortas a 77.521 toneladas cortas.