Nueva York. Los futuros del cobre subieron el miércoles a su mayor nivel desde abril, apoyados por la debilidad del dólar y una sólida demanda desde los mercados emergentes.

El contrato del cobre para entrega en diciembre, el más activo, cerró con un alza de 8,4 centavos, o un 2,4%, a US$3,565 la libra en la división Comex de la New York Mercantile Exchange. El cobre ha escalado un 29% desde que registrara en junio su punto más bajo del 2010.

El dólar se vio presionado el miércoles por las expectativas de que la Reserva Federal inicie nuevas compras de bonos de gobierno, lo que generó un descenso de la moneda y mejoró el atractivo del cobre como activo alternativo.

Aunque la Fed no detalló pasos para una nueva medida en su anuncio del martes, el mercado consideró que su lenguaje sugirió una nueva intervención para apoyar a la economía estadounidense. El Índice del Dólar ICE, que sigue el desempeño de la moneda estadounidense frente a una cesta ponderada de divisas, cayó el miércoles a su nivel más bajo desde marzo.

En tanto, los inventarios mundiales de cobre se han reducido este año a medida que la demanda se recupera de los niveles observados durante la recesión de 2009. Los inventarios de cobre en las bodegas de la Bolsa de Metales de Londres ascendieron el miércoles en 2.075 toneladas métricas a 382.100. Los inventarios han descendido un 4% en septiembre y cerca de un 24% en lo que va del año.