Nueva York. Los futuros del cobre en la Comex cerraron este lunes en un máximo récord mientras que los efectos de las preocupaciones de la oferta y de un debilitado dólar se ampliaron por los bajos volúmenes de negociación debido a las fiestas de fin de año.

El contrato más activo para entrega en marzo, cerró con un alza de un 0,5%, o 2,15 centavos, a US$4,2800 la libra en la división Comex de la New York Mercantile Exchange. Se trata de máximo histórico para un cierre.

El contrato más activo llegó a un nuevo récord de sesión a US$4,2985 la libra durante la madrugada en las negociaciones electrónicas.

El contrato para entrega en diciembre, con escasa negociación, cerró con un alza del 0,5%, o 2,3 centavos, a US$4,2750 la libra.

Un continuo problema de suministro en una de las mayores minas de cobre de Chile dio apoyo el lunes los precios del cobre. La mina de cobre Doña Inés de Collahuasi, con una producción anual de cerca de 550.000 toneladas métricas de cobre o cerca de un 3% de la producción mundial anual, suspendió los contratos de ventas el 20 de diciembre tras un fatal accidente en su puerto. La mina sigue buscando un puerto alternativo.

Un dólar debilitado también ayudó a impulsar los precios del cobre. El cobre denominado en dólares tiende a fortalecerse mientras el dólar retrocede porque los contratos son más baratos para los compradores que usan monedas extranjeras.

El euro se negociaba hace unos momentos a US$1,3145, un alza frente a los US$1,3117 la tarde del jueves.

Los futuros del cobre ganaron terreno pese a la decisión del fin de semana de China de elevar las tasas de interés de referencia en 25 puntos base. Algunos participantes del mercado se preocuparon de que la demanda de cobre caería al tiempo que China, el mayor consumidor mundial de cobre, combate el alza de la inflación con medidas de ajuste.

Pero el ampliamente esperado anuncio tuvo poco impacto en los precios, y los operadores notas que es probable que se avecinen más alzas.