Nueva York. Los contratos a futuro del cobre retomaron su impulso al alza y establecieron el lunes un nuevo cierre máximo de 27 meses a medida que el dólar se debilitaba y los inversionistas prevén el relajamiento monetario de la Reserva Federal de Estados Unidos.

El contrato para entrega en diciembre, el más activo, cerró con un alza de 1,6 centavos, o un 0,4%, a US$3,8550 la libra en la división Comex de la New York Mercantile Exchange. Se trata del mayor precio de cierre desde julio de 2008, cuando el contrato llegó a US$3,9630 la libra.

Los precios del cobre se recuperaron de las pérdidas de principios de la sesión a medida que el dólar se debilitaba la tarde del lunes. El euro se negociaba recientemente a US$1,3992, frente a US$1,3830.

El cobre sigue beneficiándose de la especulación de los inversionistas de que la Reserva Federal lanzará pronto un programa de relajamientos monetarios, para impulsar la economía al aumentar la disponibilidad de dinero.

El mercado ha comprado cobre antes del anticipado programa pues se espera que la demanda del metal se eleve junto al crecimiento económico, mientras otros inversionistas buscan activos como el cobre como una cobertura frente a la devaluación de la moneda.

Los inventarios de cobre en bodegas de la Bolsa de Metales de Londres cayeron 575 toneladas métricas el miércoles a 370.450. La información de inventarios más reciente de la Comex, publicada el viernes por la tarde, mostró una caída de 1.012 toneladas cortas a 78.424 toneladas cortas.