Londres. El cobre cayó este jueves, luego de dos días de ganancias, debido a la preocupación de los inversores por una menor demanda en China mientras se aproxima su Año Nuevo y por temores de más ajustes en la política monetaria en ese país.
El referencial del cobre en la Bolsa de Metales de Londres cerró en US$9.620 por tonelada, por debajo de los US$9.685 de este miércoles. El metal, usado en electricidad y construcción, alcanzó un máximo histórico de US$9.754 la tonelada el 4 de enero.

En al división de metales COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York, el cobre para entrega en marzo cayó 3,45 centavos, para cerrar en US$4,3770 por libra, con operaciones desde 4,3585 a US$4,4255 en la sesión.

"La gente está en un estado de confusión en este momento por la tendencia general al apetito por el riesgo", dijo Daniel Smith, analista de Standard Chartered, al referirse a los temores de deuda de la zona euro, que se calmaron después de una exitosa venta de bonos de España el jueves.

El analista resaltó dos temas de preocupación para lo que queda del mes: el potencial de menor crecimiento en China y la fortaleza del dólar.

Otros analistas también citaron una menor demanda desde Asia a corto plazo por el Año Nuevo de China, a inicios de febrero. "La actividad de los operadores chinos probablemente bajará más en el transcurso del mes", dijo Daniel Brebner, un analista de Deutsche Bank, quien estimó además que la demanda subiría tras la festividad.

La preocupación por un mayor ajuste monetario en China se mantiene latente debido a que los inversores temen que cualquier medida para contener la inflación pueda limitar la demanda del país.

En el mediano plazo, sin embargo, la perspectiva para el cobre sigue siendo positiva debido a expectativas de un déficit de suministros este año.
El cobre retrocedió después de que datos mostraron un incremento mayor al esperado en el número de estadounidenses que aplicaron por primera vez a los beneficios de desempleo la semana pasada, lo que elevó las preocupaciones por la economía de ese país.

El euro sumaba ganancias tras conocerse el informe.
Un débil dólar abarata el costo de las materias primas en dólares para los tenedores de otras unidades.

En tanto, la minera estatal chilena Codelco planea invertir más de US$16.000 millones en los próximos cinco años y prevé que los precios del cobre se mantengan robustos en el largo plazo, informó la compañía.

El aluminio cerró en US$2.482, desde US$2.505 por tonelada.

El zinc terminó en US$2.462 desde US$2.479 y el plomo operó en US$2.635 por tonelada, comparado con US$2.661.

El estaño se negoció en 26.850 dólares, frente a US$27.000 y el níquel se transó en US$25.550 por tonelada, respecto a US$25.800.