El cobre bajaba el martes pues un avance del dólar impulsaba una ola de tomas de ganancias, aunque se prevé que la fortaleza de los fundamentos apuntale a los precios mientras el mercado espera datos clave del sector manufacturero.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) se cotizaba a US$7.877 la tonelada a las 09:45 GMT desde US$7.910 al cierre del lunes. El metal tocó los US$7.990 la tonelada la semana pasada, máximo desde el 15 de abril.

El dólar se recuperaba el martes favorecido por un reporte de que la Reserva Federal de Estados Unidos considera un programa de compras de activos que sería de menor escala que el anterior.

"Los metales básicos han tenido un desempeño superior en sesiones recientes. El dólar se ha fortalecido un poco, haciendo que la gente tenga algunas dudas", dijo Nic Brown, analista de Natixis.

"Los precios están un poco elevados, el mercado se adelantó, no me sorprendería que (los precios) regresen un poco, pero los fundamentos no han cambiado", sostuvo.

Los valores del cobre están un 30% arriba de sus niveles de inicios de junio, cuando la crisis de la deuda de la zona euro generó temores de incumplimiento en la región.

El aluminio a tres meses se negociaba a US$2.279 la tonelada desde 2.293 al cierre del lunes, el zinc a 2.180 frente a 2.207, el plomo a 2.255 contra 2.269, el estaño a 23.600 desde 23.650 y el níquel a US$22.845 desde 23.050.