Londres. Los precios del cobre caían el viernes a un mínimo en dos semanas, debilitados por las especulaciones de que China y Estados Unidos podrían ajustar su política monetaria, y también por el avance del dólar.

Los operadores decían que la actividad era más bien tenue antes del reporte clave del empleo de Estados Unidos que se conocerá a las 13:30 GMT.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) llegó a descender hasta US$9.300 la onza, el mínimo nivel desde el 24 de diciembre, y a las 10:46 GMT se cotizaba a US$9.318 la tonelada comparado con US$9.470 al cierre del jueves.

La causa más inmediata de las especulaciones sobre un ajuste monetario en Estados Unidos fue un reporte de esta semana que mostró un fuerte crecimiento de la creación de puestos de trabajo en el sector privado.

"Los datos de Estados Unidos claramente muestran que hay un repunte del crecimiento y eso sugiere que habrá menos liquidez financiera, menos dinero para que la gente vuelque a las materias primas, que en última instancia son activos sin rendimiento (tasa de interés)", dijo Stephen Briggs, analista de BNP Paribas.

El dólar subía a un máximo en cuatro meses frente al euro antes de los datos del empleo de Estados Unidos, aunque los que tienen un panorama alcista podrían decepcionarse si el informe no resulta muy fuerte.

El plomo se negociaba a US$2.613 la tonelada desde los US$2.656 del jueves, el aluminio caía a US$2.495 frente a los US$2.518 de la última sesión, el zinc retrocedía a US$2.397 desde los US$2.455 del jueves, el estaño bajaba a US$26.000 desde US$26.180 y el níquel caía a US$24.252 contra los US$24.550 del jueves.