Londres. El cobre operaba estable el miércoles, con un bajo volumen de operaciones en vísperas de Navidad, mientras que una mejoría del panorama económico en Estados Unidos era contrarrestado por la cautela ante un dólar fuerte, precios débiles del petróleo y perspectivas de una demanda menguante en China.

* La economía de Estados Unidos se expandió a un ritmo del 5,0% en el tercer trimestre, el ritmo más veloz en 11 años y la más enérgica señal hasta el momento de que el crecimiento se ha acelerado en forma decisiva.

* El dato impulsó al dólar, que el miércoles operaba cerca de su máximo nivel en nueve años frente a una cesta de monedas, lo que hacía que metales que cotizan en el billete verde resultaran más costosos para inversores europeos y no estadounidenses.

* A las 1000 GMT, el cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subía un 0,13%, a US$6.338,25 por tonelada, y acumulaba una desvalorización cercana a un 14% en lo que va del año.

* Este mes, el cobre anotó su mínimo nivel en cuatro años y medio, frente al desplome de los precios del petróleo y a los temores de que en 2015 el mercado tenga un superávit de suministro, y mientras el crecimiento económico chino se desacelera.

* La Oficina de Economía de Recursos y Energía de Australia pronosticó que los precios del cobre promedien US$6.580 por tonelada en 2015, un 5% menos que en el 2014, debido a un mayor suministro y al impacto de la fortaleza del dólar.

* En otros metales, el estaño perdía un 0,27%, a US$18.345 por tonelada, su menor punto desde agosto de 2012.