Londres. El cobre subió este martes desde
el mínimo de 14 meses que registró en la sesión anterior por las renovadas expectativas de que los funcionarios europeos actúen para frenar la crisis de la deuda y por una depreciación
del dólar.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) subió más de un 4%, a US$7.594 por tonelada, tras hundirse el lunes por los temores a una recesión global.

El metal ha bajado más de 25% desde que alcanzó en febrero un máximo histórico de US$10.190.

"La sensación mejoró un poco después de todos los rumores sobre una solución grande", dijo un analista de Danske Bank, Arne Lohmann Rasmussen, refiriéndose a la crisis de la deuda de
la zona euro.

"El interés por (las inversiones de) riesgo volvió un
poco, pero hay cautela, también podríamos ver algunas coberturas de posiciones cortas", agregó.

Los precios del estaño también fueron impulsados por la decisión de las fundiciones de la isla de Bangka, la principal región productora de estaño de Indonesia, de imponer una veda total a las exportaciones a partir del 1 de octubre hasta que mejoren los precios globales.

El estaño a tres meses llegó a subir un 6% este martes.

Una ola vendedora de materias primas de varias sesiones, alentada por los temores sobre la crisis financiera de la zona euro, comenzó la semana pasada poco después de que la Reserva
Federal de Estados Unidos advirtió de un significativo riesgo bajista para la mayor economía del mundo.

En tanto, las acciones europeassubieron, mientras que el dólar caía frente a una cesta de monedas.

Datos que mostraron que los precios de las casas
unifamiliares en Estados Unidos no registraron cambios en julio frente al mes anterior reforzaron la perspectiva de que las economías estadounidense y europea enfrentan significativas presiones.