Londres. El cobre subía este jueves mientras caía el dólar, aunque la preocupación sobre la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos a las importaciones chinas y la posibilidad de una guerra comercial mantenían los precios cerca de mínimos de tres meses.

A las 1103 GMT, el cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres (LME) avanzaba un 0,24%, a US$6.809 la tonelada. El metal, usado de manera intensiva en el sector energético y el de la construcción, tocó los US$6.702 este miércoles, su mínimo desde mediados de diciembre.

El dólar caía después de que la Reserva Federal emitió una previsión de política monetaria futura menos estricta de lo que se esperaba. La entidad subió las tasas de interés del 1,50% al 1,75%, apuntando a dos alzas más durante 2018 pese a que muchos analistas apostaban por un total de cuatro incrementos en el año.

Un billete verde más bajo abarata las materias primas denominadas en esa moneda para los tenedores de otras divisas, lo que podría impulsar potencialmente la demanda.

China acusó a Estados Unidos de "abusar repetidamente" de sus prácticas comerciales, mientras se preparaba para el anuncio este jueves de aranceles a su importaciones por hasta US$60.000 millones.

El mercado está atento a ver si otros países aparte de Canadá y México quedan exentos del arancel del 10% impuesto por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la importación de aluminio.

El aluminio subía un 0,29%, a US$2.087 la tonelada; el zinc caía un 0,65%, a US$3.228; el plomo cedía un 0,6%, a US$2.385,5; el estaño bajaba un 0,48%, a US$20.900; y el níquel ganaba un 0,41%, a US$13.515.