Londres. El cobre subió este lunes apoyado en la debilidad del dólar, aunque las ganancias eran limitadas ante preocupaciones sobre una desaceleración en Estados Unidos y una crisis de deuda en Europa.

* Los operadores temen por la perspectiva del crecimiento global y de la demanda por metales.

* El referencial del cobre subió a US$8.843 a las 1301 GMT, desde el cierre del viernes de US$8.825 la tonelada.

* Los inversionistas están cada vez más inquietos por las perspectivas de recuperación global, con datos decepcionantes de Estados Unidos y la crisis de deuda en la zona euro provocando flujos de inversión hacia activos de refugio como el oro, que escaló a un récord de casi US$1.900 la onza.

* El cobre registró su tercera caída semanal consecutiva la semana pasada y ha retrocedido más de un 10% en lo que va del mes.

* "El mercado está atrapado en un rango y no se espera un retroceso dramático a partir de aquí, a menos que haya otra rebaja de calificación soberana o un cese de pagos. Por el inicio del mes que viene es probable que volvamos a más negociación basada en fundamentos", dijo Andrey Kryuchenkov, analista de VTB Capital.

* El dólar caía frente a una cesta de monedas, lo que ofrecía un leve impulso a los precios de los metales. La debilidad del dólar hace a las materias primas cotizadas en la unidad estadounidense más baratas para los tenedores de otras divisas.

* El aluminio subía a US$2.367 desde el cierre del viernes de US$2.355.

* El estaño trepaba a US$22.900 la tonelada desde los US$22.800 de la sesión anterior.

* El zinc bajaba a US$2.169 la tonelada desde los US$2.193 de la sesión anterior.

* El plomo caía a US$2.297,25 desde los US$2.302 del cierre de este viernes.

* El níquel retrocedía a US$21.195 desde los US$21.200 de la pasada jornada.