Londres. El cobre subió este miércoles ante preocupaciones por la oferta y datos económicos mejores a lo esperado de Estados Unidos que ayudaron a restaurar la confianza en la economía.

* No obstante, el metal registró su peor desempeño mensual en más de un año por la persistente incertidumbre sobre la salud de la economía global y la perspectiva de demanda.

* El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cerró en US$9.275 por tonelada, un alza de 1,3%, desde US$9.160 en la víspera.

* Más temprano, el cobre tocó un récord de inicios de agosto de US$9.304 por tonelada, por datos que mostraron una lectura mejor a la esperada en la actividad comercial estadounidense en agosto y un alza mayor a la prevista en los pedidos recibidos por las fabricas norteamericanas en julio.

* También apuntalaron los precios los temores a un ajuste de suministros, tras un reporte del gobierno que mostró que la producción de cobre de Chile cayó en julio un 18% interanual, en medio de paralizaciones por un clima adverso y diversas huelgas.

* Pese al avance, el cobre ha perdido casi un 6% en agosto, su mayor descenso mensual desde junio del 2010, lo que refleja la cautela subyacente en torno a la trayectoria del crecimiento global tras una serie de decepcionantes datos económicos en Estados Unidos en las últimas semanas.

* Los problemas de suministros también ofrecieron apoyo al cobre, según la correduría Macquarie Securities.

* "Los altos precios actuales son el reflejo de una muy baja cobertura de inventarios y de las expectativas de que el mercado seguirá siendo deficitario por un tiempo", dijo en una nota.

* El níquel subió a US$22.200 por tonelada, desde US$21.950 este martes.

* El aluminio escaló a US$2.469, respecto a US$2.425.

* El estaño aumentó a US$24.400, frente a US$24.000.

* El zinc trepó a US$2.292, contra US$2.285.

* El plomo subió a US$2.580, comparado con US$2.558.