Los precios del cobre treparon el martes ante el optimismo por la temporada de resultados corporativos y expectativas de una mejora de la demanda en el 2011, aunque el avance fue limitado por preocupaciones sobre la deuda europea y el alza del dólar.

El referencial del cobre en la Bolsa de Metales de Londres subió a US$9.510 la tonelada desde US$9.321 la tonelada este lunes.

El metal, usado en electricidad y construcción, se mantuvo al alcance de máximos históricos de US$9.754 registrados hace una semana.
"En general cuando hay buen desempeño, ingresan buenas compras", dijo Robin Bhar, analista de Credit Agricole.

"Pero la volatilidad sigue siendo una característica (...) hay preocupaciones sobre la euro zona (...) así que eso está limitando el avance", agregó.

La productora estadounidense de aluminio Alcoa reportó el lunes un alza de sus ganancias del cuarto trimestre que superó las previsiones de Wall Street, porque los precios y la demanda por el producto subieron tras dos años de debilidad.

Sus buenos resultados han llevado optimismo sobre la temporada de resultados corporativos que empieza esta semana, aumentando el apetito por activos de riesgo en el proceso. El siguiente nombre importante a reportar es la fabricante de chips Intel, el jueves.

Sin embargo, un dólar más fuerte en términos generales limitaba las ganancias, en medio de preocupaciones por la deuda europea, señaló el analista Will Adams de FastMarkets.

"Esta semana se van a ver las subastas de deuda de España, Portugal e Italia, así que hay una alta probabilidad de que los rendimientos de la deuda suban más y que podrían socavar la confianza en el euro de nuevo", agregó.

Un dólar más fuerte hace a las materias primas más caras para los poseedores de otras monedas.
El aluminio cerró a US$2.497 por tonelada, un alza desde US$2.488.

El plomo cotizó a US$2.595 la tonelada, respecto a US$2.586.

El zinc operó a US$2.406 la tonelada, contra US$2.379, mientras que el níquel recibió como última cotización US$24.695, por encima de US$23.875.

El estaño se negoció a US$26.550 por tonelada, respecto a US$26.250 el lunes.