Londres. El cobre subía este miércoles después de la reelección del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pero el metal podría cambiar su tendencia a medida que los inversores cambian su atención a una votación clave en Grecia sobre medidas de austeridad y al denominado "abismo fiscal" estadounidense.

La victoria de Obama alimentó las esperanzas de que Washington continuará con las medidas de estímulos económicos, lo que presionó a la baja al dólar e hizo más baratos los precios de los metales para los tenedores de otras monedas.

El cobre para entrega a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subió hasta un 1,4% tras conocerse los resultados de la elección, pero frenó sus ganancias a un 0,5%, a US$7.740 la tonelada a las 11:00 GMT.

Las ganancias de este miércoles podrían ser de corta duración y el cobre podría extender su tendencia bajista -el metal ha perdido un 8% desde que alcanzó un techo de US$8.422 la tonelada el 19 de septiembre- dijo Daniel Briesemann un analista de Commerzbank en Fráncfort.

La coalición gobernante en Grecia espera superar sus propias divisiones y fuertes protesta para aprobar más tarde el miércoles en el Parlamento un paquete de austeridad necesario para asegurar fondos frescos de sus prestamistas internacionales.

Analistas también dijeron que el dólar podría retomar su tendencia al alza si los flujos hacia los activos seguros son impulsados por crecientes temores sobre el denominado "abismo fiscal" en Estados Unidos, recortes de gastos del gobierno y alzas de impuestos que arriesgan con llevar a la mayor economía mundial a una profunda recesión.