Nueva York. El cobre subió el lunes por una apreciación del euro, en medio de expectativas de que una reunión de ministros europeos ofrecerá más claridad sobre la crisis de deuda de la región, aunque persistieron los temores a una desaceleración del crecimiento económico.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres subió a US$8.840 la tonelada desde los US$8.790 al cierre del viernes.

En la división de metales COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York, el cobre para julio subía levemente a 0,70 centavos para cerrar en 3,9905 dólares por libra.

Los precios del cobre en Londres y Nueva York cayeron la semana pasada en una amplia ola vendedora en el complejo de materias primas que los llevó a su menor nivel en cinco meses y a perder más de un 16% desde el récord de mediados de febrero de US$10.190 la tonelada y US$4,6535 por libra, respectivamente.

"El mercado acaba de reevaluar sus fundamentos en la semana tras la fuerte corriente vendedora y eso lleva a cierta consolidación", dijo la analista Christin Tuxen, de Danske.

Tuxen dijo que si bien un rebote del euro ayudaba a impulsar a las materias primas, las dudas sobre el crecimiento económico limitaban el avance.

El euro ampliaba sus ganancias contra el dólar en medio del optimismo de que la reunión entre los ministros de Finanzas de Europa ofrecerá más claridad sobre un plan de ayuda a los países con problemas de deuda de la zona euro.

"Ciertamente, la deuda soberana sigue siendo una preocupación, pero pienso que una preocupación todavía mayor es la consecuencia del ajuste monetario chino sobre la demanda de metales", dijo Gayle Berry, de Barclays Capital.

El jueves, China aumentó en 50 puntos básicos los requisitos de reserva bancarios, indicando que la contención de la inflación y la absorción de la liquidez excesiva siguen siendo sus prioridades, incluso después de algunos indicios de que se desacelera la economía.

Los inversores temen que un menor crecimiento económico en China, el principal consumidor de cobre, afecte al precio del metal rojo.

El aluminio bajó a US$2.547 desde los US$2.565 del viernes.

El estaño cayó a US$28.000 por tonelada desde los US$28.600 de la última sesión.

El zinc cerró estable a US$2.155.

El plomo bajó a US$2.283 desde los US$2.291 de la pasada rueda.

El níquel retrocedió a US$24.355 desde los US$24.400 de la última sesión.