Londres. El cobre subía este viernes tras cuatro días consecutivos de pérdidas, aunque el avance era limitado por el temor a un mayor ajuste monetario en China, donde la inflación se encuentra em máximos de 32 meses.

La inflación de los precios al consumidor de China se aceleró a 5,4% en el año hasta marzo, su mayor ritmo desde julio de 2008, y superó las previsiones del mercado de un aumento a 5,2%. El producto interno bruto se desaceleró levemente en el mayor comprador mundial de cobre.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subía a US$9.431 la tonelada desde US$9.410 del cierre de este jueves.

"La demanda de China (o más bien la falta de ella) es la cuestión clave para los metales básicos, especialmente el cobre", dijo en una nota el analista Leon Westgate, de Standard Bank.

La producción de cobre y aluminio de China alcanzaría otro récord mensual en abril, después de un salto en marzo, debido a una expansión de la capacidad y pronósticos de una mayor demanda de los productores.

Moody's rebajó el viernes la calificación de la deuda pública irlandesa en dos escalones y mantuvo su perspectiva negativa, lo que presionaba al euro a la baja y afectaba la perspectiva del mercado de metales.

El aluminio operaba estable a US$2.664 la tonelada.

El zinc subía a US$2.408 la tonelada desde los US$2.400 de este jueves.

El plomo avanzaba a US$2.665 la tonelada desde los US$2.613 de la jornada previa.

El estaño, sin negociarse todavía en las ruedas oficiales, estaba a US$32.890 la tonelada contra US$23.225 de este jueves.

El níquel subía a US$26.275 la tonelada desde los US$25.800 de la jornada anterior.