Londres. El cobre alcanzó su precio más alto en casi dos semanas el miércoles, ante la debilidad del dólar y retiros en los inventarios en las bolsas del metal, aunque una desaceleración en la demanda de China limitó el avance de los precios.

* El índice dólar bajó a un mínimo de tres semanas. Analistas dijeron que eso se debe al debate en torno a la cumbre del G-7 respecto al acelerado avance del billete verde.

* Un dólar más bajo hace que los metales que cotizan en la unidad sean más baratos para los tenedores de otras divisas.

* Los inventarios de cobre de los depósitos registrados ante la LME han caído a 308.025 toneladas, su nivel más bajo en tres meses, mientras que las existencias de la Bolsa de Futuros de Shanghái se ubican en 145.383 toneladas, volumen mínimo desde comienzos de febrero.

* "Por ahora el cobre está buscando dirección. (El precio) subirá y bajará dependiendo del dólar, etc, pero todavía no está claro hacia dónde va", dijo Caroline Bain, economista senior de materias primas de Capital Economics.

* "Lo que se espera es que el estímulo (de China) se traduzca en demanda física y pensamos que eso se producirá en el segundo semestre, pero por ahora no hay señales de eso", sostuvo.

* Economistas del banco central chino prevén un repunte de la economía del país en el segundo semestre.

* Pero, por ahora, la demanda de China por cobre se mantiene débil. Sus importaciones del metal bajaron un 16,3% en mayo respecto a abril a un mínimo de tres meses.

* El cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) subió 1 por ciento, a US$6.028 por tonelada, luego de tocar más temprano un máximo desde fines de mayo, a US$6.083,50. El metal subió casi un 2% la semana pasada, pero cayó en las tres semanas previas de eso.

* En tanto, datos mostraron que la economía en Estados Unidos probablemente no fue tan débil como se reportó en el primer trimestre. Aunque la confianza del consumidor en Estados Unidos cayó a su menor nivel este año en junio.

* En otros metales, el aluminio subió 0,5 por ciento, a US$1.759 por tonelada, luego de alcanzar su punto más alto desde fines de mayo, a US$1.774.

* El zinc bajó 1,1%, a US$2.136 por tonelada y el níquel sumó 0,8%, a US$13.600 por tonelada, luego de tocar máximos desde el 19 de mayo, a US$13.680.

* En tanto, el plomo bajó 0,4%, a US$1.923 por tonelada, luego de tocar máximos desde fines de mayo, a US$1.966 por tonelada, mientras que el estaño avanzó 0,8%, a US$15.375 por tonelada.