Atlanta. Científicos de Coca-Cola Co están trabajando en desarrollos que van desde plástico de origen vegetal a bebidas con nuevas texturas, porque el mayor fabricante mundial de bebidas gaseosas aspira a permanecer a la vanguardia de los gustos de los consumidores.

En una serie de entrevistas con Reuters en las oficinas centrales de la compañía en Atlanta, ejecutivos de Coca-Cola describieron cómo están tratando de identificar sus próximas marcas, probando con nuevas fórmulas que pueden llevar a la compañía más allá de los líquidos.

"Lo que me entusiasma al respecto son las formas del producto y las experiencias sensoriales, que continúan cambiando", dijo Mary-Ann Somers, vicepresidenta minorista de la unidad Asociaciones y Marcas Emergentes de Coca-Cola (VEB).

"Funcionalmente continuaremos evolucionando, pero cómo se presenta y cómo se experimenta una bebida líquida sigue cambiando", añadió.

Cuando se le preguntó sobre los productos más inusuales, Somers mencionó productos de aloe vera y bebidas picantes.

Explosión. La industria de bebidas de Estados Unidos ha visto una explosión de variedades de bebidas en la última generación.

Aguas embotelladas, bebidas energéticas y bebidas deportivas son ahora comunes, con nuevas variedades que surgen y que reclaman que relajan, mejoran la salud, la belleza, retardan el envejecimiento, ayudan a la reparación muscular, a levantar elánimo y la inmunidad.

Esta proliferación es una razón importante por la que Coca Cola, el líder del mercado, y su competidor PepsiCo Inc acordaron comprar sus embotelladoras de Norteamérica, con lo que buscan recortar costos y revivir el mercado estadounidense, que ha estado débil.

Trece de las marcas de Coca-Cola -incluyendo Fanta, Sprite, vitaminwater, Powerade, Minute Maid y Georgia Coffee- generan cada una más de US$1.000 millones en ventas anuales. VEB, creada hace unos tres años y medio, está por agregarse a la lista.

"Nos gustaría entrar un poco antes", dijo el presidente de la unidad, Deryck van Rensburg, refiriéndose a la adquisición 2007 del fabricante Glaceau, cuyo precio de 4.100 millones de dólares causó revuelo en la industria.

VEB ha identificado seis nuevas áreas en que piensa que puede dar impulso a futuras marcas de miles de millones de dólares. Coca-Cola guarda el secreto de las categorías de futuro crecimiento tan celosamente como la receta de la bebida que lleva su nombre.