Bogotá. La multinacional Coca-Cola FEMSA, embotellador y comercializador de bebidas, anunció un proyecto para migrar al sistema de consumo de energías limpias en todas sus plantas en Colombia.

El anunció lo hizo la embotelladora en el Segundo Congreso Empresarial de Eficiencia Energética, organizado por la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), en donde explicó que la decisión contempla el cambio en la fuente principal de abastecimiento energético de todas las plantas de Coca-Cola FEMSA.

Esta iniciativa hace parte de una alianza de FEMSA con Empresas Públicas de Medellín (EPM), que garantizará durante los próximos 15 años el suministro de energía verde.

La fuente vendrá del parque eólico Jepírachi en la península caribeña de La Guajira, que cuenta con una capacidad instalada de 20 MW, energía suficiente para suplir la demanda de las siete plantas de producción que tiene la compañía embotelladora en Bogotá, Tocancipá, La Calera, Cali, Medellín, Bucaramanga y Barranquilla.

La multinacional indicó que con la EPM y la francesa Veolia “se trabaja para que la planta de Barranquilla adopte un sistema que, a partir de la producción de energía, genere vapor y frío para el proceso de producción de bebidas”.

“En Coca-Cola FEMSA estamos comprometidos con nuestro planeta y trabajamos diariamente en un gran número de proyectos enfocados en reducir el impacto energético de nuestras operaciones con el medio ambiente”, señaló el director de Cadena de Suministro de la compañía, Ivan Becerra.

Con este proyecto se da un “gran paso en Colombia, y hacer de esta manera tangible nuestro compromiso de generar simultáneamente valor económico, social y ambiental en el país”, subrayó el directivo de FEMSA.

Contribuyendo con este objetivo, “dos de las plantas de Coca-Cola FEMSA en el país, están implementando proyectos de generación múltiple, que apuntan al objetivo de reducir su huella de carbono”.

La planta de generación múltiple en el parque Industrial de Tocancipá, operada por la multinacional francesa Air Liquide, con la que la compañía ha logrado abastecer el 90% del consumo energético de la Zona Franca Permanente Parque Industrial FEMSA y el suministro de gas carbónico y de otros insumos básicos para el proceso productivo de bebidas como nitrógeno, agua refrigerada, aire comprimido y vapor”.

La multinacional indicó que con la EPM y la francesa Veolia “se trabaja para que la planta de Barranquilla adopte un sistema que, a partir de la producción de energía, genere vapor y frío para el proceso de producción de bebidas”.

Estas iniciativas se suman a otras que “la embotelladora ha venido implementando en procura de ser responsable con el medio ambiente y disminuir sus consumos energéticos, implementando mejores prácticas operativas tales como cambios progresivos de iluminación convencional a iluminación LED”.

Además garantiza más eficiencia “en la recuperación de condensados de las calderas, mejoras en la eficiencia de los equipos de tratamiento de agua para servicios auxiliares, entre otros programas, que en el último año han generado ahorros por más de US$212.000”.

Con la alianza con EPM, como “con los proyectos de autogeneración, Coca-Cola FEMSA podrá reducir cerca de un 28% la huella de carbono generada en sus consumos energéticos. De este modo, Colombia se suma a las operaciones de Coca-Cola FEMSA en Argentina, Brasil, México y Panamá que usan fuentes de energía limpia”.