Santiago. El directorio de la cuprífera chilena Codelco aprobó una reformulación del proyecto que busca transformar su emblemática mina a rajo abierto Chuquicamata en un yacimiento subterráneo, con una inversión equivalente a US$4.881 millones, informó el miércoles la estatal.

Codelco, el mayor productor mundial de cobre, detalló en un comunicado que el período de transformación de la mina tomará unos 74 meses y que, sumado a trabajos ya realizados, la inversión total rondará los US$5.550 millones.

El proyecto -que busca alargar la vida de la mina por otros 50 años- consideraba inicialmente cuatro niveles de profundidad, y ahora, tras la reformulación, serán sólo tres, destacó la empresa.

"Este cambio permitió ahorrar en las inversiones inicialmente consideradas, además de mejorar el sistema de manejo de materiales", aseguró.

El anuncio de Codelco ocurre luego de que en junio el Gobierno chileno comprometió una capitalización extraordinaria de US$1.000 millones en la minera, a fin de apoyar sus planes de expansión.

La reformulación del diseño, junto a una renegociación de los contratos principales, permitió reducir el escalamiento de los costos que enfrentaba la iniciativa, añadió la minera.

Según los sindicatos, el rediseño de "Chuqui" implicaría el cierre de algunas áreas y consideraría el despido de unos 1.700 operarios, de un total de poco más de 5.600 que trabajan en la mina.

El mes pasado, los trabajadores de Chuquicamata paralizaron sus faenas momentáneamente en protesta por el despido de dos operarios.

El anuncio de Codelco ocurre luego de que en junio el Gobierno chileno comprometió una capitalización extraordinaria de US$1.000 millones en la minera, a fin de apoyar sus planes de expansión.

Chuquicamata Subterránea es uno de los "proyectos estructurales" de Codelco, un ambicioso plan de inversiones con el que la gigante estatal busca contrarrestar la caída en las leyes minerales de sus yacimientos.

Chuquicamata, ubicada en el norte del país, produjo 331.000 toneladas de cobre en el 2017.