Codelco y los sindicatos que agrupan a los 3.200 trabajadores de la división Chuquicamata siguen en una especie de “tira y afloja” en el marco de la negociación colectiva.

La minera, en su intento por evitar que haya una huelga, ofreció un bono de $14,1 millones (US$20.235) y un un reajuste salarial de 1,2%.

Según informó Pulso, las exigencias por parte de los trabajadores se incrementaron, pues aducen que cuando Chuquicamata pase a ser una faena subterránea serán al menos 1.700 los trabajadores que ya no se necesitarán.

Por lo anterior, solicitaron mejoras en los planes de egreso de la compañía. Es decir, una indemnización adicional a la legal.

Según trascendidos, indicó Pulso, esta sería la última oferta de la minera.

Respecto a eso último, Codelco les está ofreciendo entre $44 millones (US$63.145) y $51 millones (US$73.191). Cabe señalar que el monto dependerá del tipo de contrato del trabajador, entre otros factores.

Los sindicatos, además, han solicitado que se equiparen los beneficios entre los trabajadores nuevos y los antiguos.

Según trascendidos, indicó Pulso, esta sería la última oferta de la minera. En tanto, los sindicatos deberán dirimir por votación si la aceptan o no.