Londres. El grupo estadounidense de productos de consumo Colgate-Palmolive acordó pagar alrededor de US$940 millones (unos 663 millones de euros) por Sanex, una marca de geles de ducha y desodorantes cuyo dueño actual, Unilever, tenía que vender.

La Comisión Europea pidió a Unilever que desinvirtiera en Sanex por motivos antimonopolio, después de que la compañía angloholandesa comprara el negocio de cuidado personal del grupo estadounidense Sara Lee en 2009.

Sanex tuvo ventas por 187 millones de euros (US$265.8 millones) en 2010, principalmente en Europa Occidental.

También este miércoles, Unilever acordó adquirir marcas de detergente para ropa de Colgate en Colombia, como Fab, Lavomatic y Vel, por US$215 millones.

Colgate dijo que espera que los acuerdos sumen, en conjunto, alrededor de un 4% a las ganancias del 2011.

El presidente ejecutivo de Colgate, Ian Cook, dijo que "Sanex es una marca muy fuerte que llevamos tiempo admirando".