Santiago. La mina chilena de cobre Doña Inés de Collahuasi comenzó el proceso para obtener la autorización para utilizar medios de transporte terrestre y marítimo alternativos para enviar sus concentrados de cobre tras un accidente en su puerto Patache este mes, informó la compañía.

La declaración de fuerza mayor sobre sus contratos de venta de concentrados de cobre, dada a conocer el 20 de diciembre de este año luego que el accidente en su puerto dejara a tres trabajadores fallecidos y severos daños estructurales, aún está vigente, indicó la empresa. La declaración de fuerza mayor es una suspensión de contratos que las compañías utilizan en circunstancias fuera de su control.

La compañía está realizando "el análisis de las alternativas de transporte terrestre y marítimo encontradas para la comercialización de su concentrado de cobre, a través de diversos terminales portuarios" en Chile, según un comunicado de Collahuasi.

La declaración de fuerza mayor se produce luego de una huelga laboral de 33 días que culminó a principios de este mes, pero durante la cual la compañía cumplió con todos sus contratos de venta.

Collahuasi es propiedad de Anglo-American PLC y Xtrata PLC, ambas con un 44% de la empresa. Un consorcio encabezado por Mitsui & Co. posee el 12% restante.