Iquique. La mina Collahuasi en Chile despachó 44.000 toneladas de concentrado de cobre, el equivalente a un mes de producción, con destino a Japón pese a una huelga de más de dos semanas en el yacimiento, informó este lunes la portavoz de la empresa, Bernardita Fernández.

Una fuente del puerto había informado a Reuters que la embarcación MV Dalian Star estaba siendo cargada desde este viernes 19 de noviembre con material del tercer mayor yacimiento del metal en el mundo, controlado por Anglo American y Xstrata.

"Hemos cumplido y cumpliremos con nuestros compromisos comerciales este mes", dijo Fernández.

La ejecutiva reiteró que las operaciones siguen en el día 18 de la protesta, de acuerdo a un plan de contingencia con personal de reemplazo.

Aunque el sindicato ha denunciado "graves" problemas en la producción, la firma asegura que las fallas ocurridas son normales dentro del proceso y que no pueden atribuirse a la huelga o al programa de emergencia.

Fernández agregó que hasta la mañana de este domingo 21 de noviembre eran 120 las personas que habrían abandonado la huelga, pese a que el sindicato sostiene que son cerca de 20 los operarios que aceptaron una oferta final presentada por la compañía.

Las partes se mantienen distantes, por lo que la posibilidad de un acuerdo para retomar las discusiones sobre el nuevo contrato colectivo luce todavía incierta.

Esta en la mayor huelga en un mina privada desde el 2006, cuando Escondida -la más grande del mundo y ubicada también en Chile- permaneció detenida por 26 días, impulsando los precios del metal en el mercado global.

Representantes del sindicato preveían participar el lunes en un encuentro de gremios de trabajadores mineros, tanto estatales como privados, que evalúan el apoyo a los huelguistas, así como una mayor unión del movimiento sindical en el país sudamericano.