La aerolínea estatal Santena adeuda al sector financiero alrededor de 275.000 millones de pesos (US$149,6 millones), que si no la capitaliza el gobierno en 100.000 millones de pesos (US$54,4 millones) no puede salir adelante y que su gran talón de Aquiles es la composición de la flota aérea que es ineficiente para competir con las aerolíneas comerciales.

Esta situación financiera de la aerolínea estatal quedó demostrada durante el debate en la Comisión Tercera del Senado que adelantó el congresista José Darío Salazar.

Durante el debate se advirtió que la situación financiera de la estatal aerolínea es rentable para cubrir las 27 rutas sociales a las más apartadas regiones de la patria.

Esos destinos no les interesan a las empresas aéreas comerciales, denunciaron algunos senadores.

En el debate, el gobierno nacional a través de los Ministerios de Hacienda y de Defensa, se comprometió en el plan de salvamento de la empresa, la que continuara siendo del Estado y por ningún motivo será privatizada.