Bogotá. Aunque la petrolera estatal colombiana, Ecopetrol, es el principal actor y ha hecho grandes esfuerzos en todos los frentes, la realidad es que las pequeñas petroleras están contribuyendo con una cuota muy alta en el sector y en ellas también está sustentada la esperanza de encontrar más crudo.

Buena parte del aumento en la inversión para petróleo en Colombia tuvo que ver con el entorno poco amigable para el sector en Venezuela y Ecuador, aseguró el experto y consultor en temas de energía, Roger Tissot, al portal web de la publicación colombiana Portafolio.

Pese a que aseguró que en la actualidad existen una serie de elementos que tornan incierto el panorama petrolero del vecino neogranadino en hacia delante, la estrategia petrolera va por buen camino. Entre las incertidumbres mencionó la ausencia de hallazgos, el agotamiento de los pozos existentes y las deficiencias en infraestructura.

Por este motivo, el experto considera que es clave atraer más inversión para este tipo de empresas, pero no sólo del exterior, sino que haya mayor presencia de locales en este negocio.

Para que el auge del sector petrolero colombiano dure más tiempo, Tissot indicó que deben vincularse al negocio más jugadores, no sólo extranjeros, sino locales de todos los tamaños, de tal manera que se conforme una especie de cluster (grupo) petrolero que pueda concretar hallazgos, producir más y generar un efecto multiplicador en la economía.