“El plan que hemos presentado hoy (martes) –la Cuarta Generación de Concesiones– es, sin duda, el plan de infraestructura más ambicioso de toda nuestra historia”, dijo el presidente Juan Manuel Santos al presentar este plan de concesiones, que permitirán construir alrededor de 30 proyectos viales valorados en 40 billones de pesos (US$22.317,7 millones).

De acuerdo con el mandatario, las primeras seis concesiones saldrán a licitación en cuestión de tres meses, en diciembre de este año, y tienen un costo aproximado a los 8 billones de pesos (US$4.463,9 millones).

En un comunicado de prensa de la casa de Nariño, señaló que con este plan se adjudicarán, tan solo en los próximos dos años, más de lo que se ha adjudicado en los últimos 20 años.

“Esto lo haremos de manera que estas obras se ejecuten en un plazo no mayor a seis años, porque esta tarea debemos hacerla bien hecha, con mucha calidad, pero también con mucha celeridad”, sostuvo el presidente Santos al intervenir en el Foro de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), evento durante el cual se presentó el ambicioso plan de concesiones.

El jefe de Estado destacó que el sector privado también ha propuesto proyectos como resultado de la Ley de las Asociaciones Público– Privadas.

De hecho –precisó–, en este momento la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) tiene entre sus manos 16 propuestas de inversionistas privados con las que se podrían construir 12 carreteras y 4 vías férreas por 13 billones de pesos (US$7.253,9 millones).

“Eso habla de un sector privado de primer nivel, que también lidera las iniciativas para nuestro desarrollo”, dijo el presidente Santos.

Y agregó: “Esa es la idea, que multipliquemos esfuerzos el sector privado y el sector público para alcanzar la meta que nos propusimos: una inversión en infraestructura de 18 billones de pesos (US$10.043 millones) en dos años, que llegue al 3% del PIB”.

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos.

“Hoy les propongo un negocio. Quiero compartirles una idea.

Y es una idea que engloba un desafío de gran magnitud: construyamos —juntos— la infraestructura que le estamos debiendo a Colombia.

Después de estar parada por varias décadas, creo que podemos decir hoy que por fin por fin arrancó la locomotora de la infraestructura. ¡Éste es el año, es el punto de inflexión!

Y estamos viendo ya muy buenas señales: las obras civiles, de acuerdo al Dane, crecieron más de 23% entre abril y junio de este año frente al año anterior.
La infraestructura de transporte también creció un 15% gracias a los importantes desembolsos que se han venido haciendo para el mantenimiento y la adecuación, la construcción y la reparación de vías.

Estamos construyendo 275 nuevos kilómetros de dobles calzadas este año, acercándonos al ritmo así que logró España en los años noventa.

A este ritmo —y lo vamos a continuar—, vamos a duplicar la longitud de vías en doble calzada en este cuatrienio, y vamos a pasar de 745 kilómetros en el año 2010 a 1.700 kilómetros en el año 2014.

Con el programa que estamos lanzando el día de hoy, vamos a terminar en el año 2018 con más de 3.200 kilómetros. Es decir, que habremos cuadruplicado la longitud de carreteras en doble calzada frente a lo que teníamos el año 2010.

Para decirlo en términos aún más sencillos, y les hablo de que seamos socios por el país y hagamos realidad juntos estos grandes proyectos de infraestructura, proyectos modernos y proyectos de largo alcance.

¿Y por qué les estoy haciendo esta propuesta? Por tres razones muy claras y para nosotros es muy importante:

Uno, Colombia está viviendo en esta coyuntura, un momento único en nuestra historia.

Dos, porque Colombia necesita para su desarrollo y para su crecimiento y para generación de empleo, infraestructura de primera clase y no la necesita dentro de dos años sino la necesita ya.

Y tres, estamos haciendo en este gobierno una apuesta seria, un esfuerzo grande para mejorar la competitividad del país".

* Para leer la totalidad del discurso, haga click aquí.