El gobierno colombiano reiteró la autorización para la importación de 40.000 toneladas de arroz paddy, que debe ingresar al país en cerca de 45 días y no tiene porque impactar en el mercado no afectar los precios.

La advertencia fue hecha por el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, al asistir a la junta directiva de Fedearroz.

El funcionario dijo que estas medidas que buscan proteger la producción nacional, indican además que el volumen autorizado arribaría en 45 días aproximadamente, es decir, mucho antes de que se inicie la cosecha grande del país.

El volumen autorizado no puede ser aprovechado para que se abuse del precio a los productores, pues se trata de una cantidad que no sobrepasará las 40 mil toneladas de arroz paddy, que tan solo representa el consumo de arroz del país en una semana, razón por la cual no debe impactar el mercado interno del grano, explicó el ministro de Agricultura.

Restrepo reiteró que si bien se autorizará un único contingente de 40 mil toneladas de paddy seco, proveniente de países vecinos, no significa que haya escasez del grano en Colombia, sino que se pretende evitar una estrechez de la oferta en los meses de abril y mayo.

La importación se hará bajo el marco de un comercio administrado, lo que da la posibilidad de fijar contingentes ordenadamente, limitando su cantidad, y estableciendo que solo llegarán al país por vía marítima, para evitar que tal situación sea aprovechada por los contrabandistas, insistió el funcionario.

Pese a la explicación del titular de la cartera agropecuaria, las disposiciones anunciadas en torno a las importaciones serán discutidas en el seno del Consejo Nacional del Arroz que se reunirá este miércoles 9 de febrero, y en el cual participan representantes del gobierno, el gremio productor y la molinería.

Dice el informe de prensa de Fedearroz que durante la reunión cumplida en las instalaciones del gremio en Bogotá, también se contó con la participación del viceministro de Agricultura, Ricardo Sánchez, quien anunció la conformación de un equipo de trabajo conjunto entre el Ministerio y Fedearroz, para impulsar lo que se ha denominado la “Hoja de Ruta del sector arrocero”, con el fin de avanzar en la consolidación de los grandes proyectos que requiere el sector con miras a su modernización y el mejoramiento de las condiciones de los productores.