Bogotá. Colombia busca una forma para que los fondos de pensiones que operan en el país puedan comprar a la generadora estatal de electricidad Isagen. 

La unidad energética, cuya participación estatal está tasada en al menos US$1.500 millones, es una transacción considerada clave para encarar necesidades fiscales, dijo el jueves el ministro de Minas y Energía.

"Hay un déficit fiscal muy grande, yo no estoy de acuerdo con la venta de Isagen, ni el mismo presidente ni (el ministro de Hacienda) Oscar Iván (Zuluaga), pero hay que venderlo para llenar ese hueco fiscal que hay, entonces se está buscando la mejor opción entre las posibilidades", explicó Martínez.

De no concretarse la venta, el Gobierno tendría que salir a buscar más recursos para evitar un déficit fiscal mayor al previsto para este año, de un 3,7% del Producto Interno Bruto (PIB) en el consolidado y del 4,5% del PIB en el del Gobierno Nacional Central.

El plan del Gobierno de vender su porción de control en Isagen es que se concrete antes de finalizar el mandato del presidente Alvaro Uribe, el próximo 7 de agosto.

"Se está buscando alguna forma en que los fondos de pensiones puedan adquirirla para que esto quede en manos de 7 u 8 millones de colombianos que tienen sus ahorros allí, estamos en ese proceso", dijo el ministro Hernán Martínez a la emisora Caracol.

La venta de la eléctrica ha sufrido demoras debido a las posiciones encontradas en el Gobierno sobre la conveniencia de la operación.