Un enorme potencial de consumo, una importante competencia entre marcas locales y extranjeras y la posibilidad de expandir sus negocios a ciudades de tamaño intermedio dentro del país son los factores que explican el atractivo del mercado de restaurantes en Colombia.

Según cálculos de la firma de investigación Euromonitor, el mercado colombiano mueve US$10.124 millones anuales y pronóstica un crecimiento anual de 7% en los próximos años.

Mientras, un estudio de Raddar, sostiene que cada colombiano promedio destina 293.500 pesos anuales (US$150,7) para comer fuera de su casa, lo que arroja un gasto promedio cada 30 días de US$12,5 per cápita.

Respecto a la participación de marcas locales en la disputa del mercado colombiano de restaurantes, Euromonitor sostiene que marcas como El Corral, Crepes & Waffles o Juan Valdez ocupan puestos destacados, y de hecho podrían convertirse en serios competidores fuera de Colombia en los próximos cinco años, de acuerdo a Portafolio.