Bogotá. Cerrejón, el mayor exportador de carbón de Colombia, ha completado más de 40% de su plan de expansión de US$1.300 millones y espera completar la modernización de la infraestructura en el tercer trimestre del próximo año, dijo este viernes su presidente ejecutivo.

Al igual que otros grandes productores colombianos, Cerrejón -una empresa conjunta de BHP Billiton, Anglo American y Xstrata- está aumentando su producción. Apunta a una meta anual de 40 millones de toneladas para 2015, un aumento de 25% respecto a los niveles actuales.

"La parte principal del proyecto es la construcción de las instalaciones portuarias. Ese proceso ha comenzado y el gran elemento aquí es el segundo cargador de buques, con lo que vamos a duplicar la capacidad del puerto", dijo el presidente ejecutivo Roberto Junguito a Reuters en una entrevista.

"La idea, básicamente, es tener la capacidad para comenzar a aumentar a fines del tercer trimestre del próximo año", agregó.

Junguito dijo que Cerrejón exportaría 32,4 millones de toneladas este año, 1,2% más que en 2011, en parte gracias a un clima más seco. Las exportaciones deberían subir a 34 millones de toneladas en 2013 y a 37 millones de toneladas en 2014, sostuvo.

Junguito -quien fue nombrado director de Cerrejón en diciembre después de seis años al frente de Copa Airlines- dijo que la mayoría del equipamiento minero para la modernización ha sido comprado y que la construcción comenzó a inicios de año.

La industria colombiana del carbón es dominada por los grandes productores, que poseen sus propios puestos e instalaciones ferroviarias, como Cerrejón, Glencore y la minera estadounidense Drummond .

Colombia ha atraído una inversión extranjera récord en los últimos años, debido a que una ofensiva militar contra la guerrilla izquierdista abrió zonas que estaban fuera de alcance para las compañías internacionales petroleras y mineras.

La economía de US$330.000 millones podría atraer hasta US$17.000 millones en inversión extranjera directa este año, ha dicho el Gobierno, frente a los cerca de US$2.000 millones de 2000.

Pero los rebeldes izquierdistas han vuelto a atacar este año, especialmente a la infraestructura minera y petrolera.

Al igual que otras compañías en los sectores petrolero y minero, Cerrejón ha sido blanco de ataques de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En el más reciente incidente, las guerrillas de las FARC hicieron explotar dos grandes camiones de carga en la mina de Cerrejón en la norteña provincia de La Guajira.

Junguito dijo que Cerrejón ha sufrido cinco ataques en lo que va de este año, dos más que en todo 2011.

"Eso está básicamente en línea con lo que está ocurriendo en el resto del país, en términos de ataques terroristas. Muchos de esos ataques han ocurrido en el sector minero y petrolero. Cerrejón no ha sido la excepción", afirmó.

El presidente Juan Manuel Santos está tratando de poner fin a cinco décadas de guerra con las FARC, y está apostando su reputación en unas negociaciones de paz que comenzarán en octubre.

"Esperamos que estas negociaciones de paz se completen con éxito, porque al final del día, eso cambiaría significativamente nuestro espacio aquí en Colombia para poder seguir creciendo", sostuvo Junguito.