Bogotá. Colombia decidió cerrar las puertas a las compras de arroz peruano y ecuatoriano. Así lo informó el ministro de Agricultura colombiano, Andrés Fernández Acosta, tras reunirse con la Junta Directiva Nacional de Fedearroz.

La decisión se tomó luego de no lograrse un acuerdo de comercio administrado con las delegaciones de esas dos naciones y ante la necesidad de preservar el ingreso de millones de personas que viven del cultivo y procesamiento del grano en Colombia.

"Queriendo Colombia siempre cumplir con las disposiciones de los tratados de libre comercio, nosotros acá tenemos que preservar por encima de todas las cosas el sustento de 500.000 mil familias, dos millones de colombianos que viven del tema del arroz. En este momento, de verdad, de corazón, no podemos dejar entrar importación de arroz", sostuvo el Ministro.

El gerente de Fedearroz, Rafael Hernández, expresó su beneplácito con la determinación del gobierno de no permitir las importaciones, y resaltó que con ello se atienden los justos reclamos de los arroceros, porque se trata de mantener el ingreso de más de 2 millones y medio de colombianos, que viven del cultivo y procesamiento del grano en todo el país.

Invitó a todos los arroceros a tomar la decisión adoptada con tranquilidad y regocijo, y en consecuencia suspender todas las marchas que estaban programadas para el próximo 27 de abril.

El dirigente gremial agregó que el ministro de Agricultura también se comprometió a redoblar los esfuerzos para controlar el contrabando de arroz, resaltando que las acciones de la DIAN y de la Policía Fiscal y Aduanera en tal sentido han sido positivas, pero deben reforzarse.