Bogotá. Una inspección de 175 títulos mineros de carbón de Colombia, permitió constatar que el 73% de las minas visitadas se encontraban en condiciones inadecuadas, sólo 21% registró condiciones adecuadas y 6% se catalogó como minas inactivas, dice el ministerio de Minas y Energía.

Las inspecciones se realizaron en Cundinamarca, Boyacá y Norte de Santander, entre el 9 de febrero y el 27 de mayo de 2011, en desarrollo del plan de choque de seguridad minera que lidera el Ministerio, junto con Ingeominas y la ARP Positiva.

Las estadísticas referidas de los últimos accidentes mineros reportados por Ingeominas establecen estos departamentos, junto con Antioquia, como los de mayor accidentalidad en los últimos dos años, destaca el comunicado de prensa del ministerio de Minas y Energía.

En las inspecciones se revisaron 524 bocaminas ubicadas en 175 títulos mineros. Al respecto, los grupos técnicos de inspección inmediata ordenaron la clausura de 55 minas que operaban en condiciones riesgosas, mientras 110 minas operaban con las condiciones adecuadas.

Boyacá obtuvo el mayor número de suspensiones y Cundinamarca el mayor número de cierres por minería ilegal. En total, los grupos técnicos de inspección inmediata realizaron 303 suspensiones y 21 cierres por extracción ilícita de minerales, indica el estudio.

El ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado Noriega, reiteró que el plan de choque implementado por el Ministerio e Ingeominas no busca cerrar minas sino salvar vidas, y hacer cumplir las normas de seguridad e higiene minera con el fin de proteger la integridad de los trabajadores y la de sus familias.

Con la suspensión de una bocamina, los operadores de la mina pueden adelantar labores de adecuación y mejoramiento al interior de la misma para que esta opere en las condiciones de seguridad adecuadas. Entre tanto, la clausura de una mina se ordena porque las condiciones con las que opera son demasiado riesgosas.

En estos casos no se permite adelantar ninguna labor en su interior hasta que se adelante un riguroso plan de trabajo y obras, acorde con los estándares de seguridad exigidos por la normatividad.

El plan de choque consiste en realizar inspecciones de campo que verifican el cumplimiento de las “Cinco Reglas Vitales” consideradas críticas y que han causado el mayor número de accidentes en la minería subterránea de carbón.

Las reglas en mención son: adecuado control de techos de las minas, suficiente concentración de oxígeno, verificación de la mínima concentración de metano, ausencia de focos de incendios, operación adecuada de equipos electromecánicos.

Las deficiencias principales en seguridad industrial que se encontraron en las minas inspeccionadas fueron por problemas de sostenimiento, deficiencia en ventilación, instalaciones eléctricas inadecuadas y la presencia de gases. Entre las causas con menor incidencia está la deficiencia de oxígeno y el manejo de explosivos.

El Congreso de la República aprobó dentro del Plan Nacional de Desarrollo Nacional, el artículo 110 que busca la suspensión y caducidad de títulos mineros por fallas graves de seguridad minera, y el artículo 111 que adopta medidas para el fortalecimiento del cumplimiento de las obligaciones de seguridad de los titulares mineros, todo con el fin de garantizar las mejores condiciones de trabajo a los mineros colombianos.