Bogotá. Colombia, el tercer exportador mundial de café, espera lograr una producción de nueve millones de sacos de 60 kilos al cierre del 2011, pese al riesgo de un recrudecimiento de las lluvias en el último trimestre, dijo este jueves el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros.

En el primer semestre del año, la cosecha de café de Colombia alcanzó los 4,11 millones de sacos, levemente por encima de la registrada en el mismo periodo del 2010.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, dijo que es posible alcanzar una producción de unos cinco millones de sacos entre julio y diciembre, para lograr la meta que se fijó el gremio.

"Indudablemente el país estará alrededor de nueve millones de sacos al final del año", afirmó Muñoz en una conferencia de prensa.

"Seguimos pensando que la meta de nueve millones de sacos es alcanzable, hay quienes opinan que será un poco más, hay quienes opinan que será un poco menos", declaró.

Colombia, que tiene unas 900.000 hectáreas cultivadas con café, alcanzó una cosecha de 8,9 millones de sacos de 60 kilos en el 2010, un aumento de un 14 por ciento desde los 7,8 millones en el 2009, la más baja en tres décadas.

Muñoz ratificó que el objetivo es recuperar la producción a 11 millones de sacos anuales y luego elevarla a 14 millones, aprovechando las oportunidades del mercado.

Lluvias y volatilidad. En la primera parte del año, Colombia soportó lluvias ocasionadas por el fenómeno climático de La Niña que afectaron la floración de los cafetales y disminuyeron la cosecha en algunas de las principales regiones productoras.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia pronosticó fuertes lluvias entre octubre y noviembre, lo que en concepto de expertos podría golpear aún más la producción de café del país.

La humedad generada por las lluvias que azotaron a Colombia desde el 2010 provocó un aumento de la roya, lo que obligó al Gobierno y a la federación ha implementar planes para controlar y combatir la enfermedad.

La producción de café de Colombia también se ha visto disminuida en los últimos años por un programa de renovación de cultivos y por una baja en la fertilización.

Aunque Brasil, Vietnam e Indonesia superan actualmente a Colombia en la producción de café a nivel mundial, el país busca incrementar su cosecha y sus exportaciones en los próximos años aprovechando la demanda sostenida y los buenos precios en los mercados internacionales.

Muñoz confió en que la actual volatilidad que se registra en los mercados cambiario y bursátil a nivel mundial, derivada de la situación de deuda de las economías de Estados Unidos y Europa, no se traslade al café.

"En tanto los fundamentales del negocio: consumo, producción e inventarios estén equilibrados, puede haber cierta tranquilidad", aseguró el dirigente quien ratificó que el precio base del café debe ser US$2 por libra.