Bogotá. La Contraloría General de la República de Colombia hizo un fuerte llamado de atención al ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, y a los directores de Instituto Nacional de Vías (Invías) e Instituto Nacional de Concesiones (Inco), para que la fase de planeación de las grandes obras de infraestructura del país se adelante de conformidad con la ley.

El contralor Julio César Turbay indicó que en las 22 concesiones existentes se realizan constantemente prórrogas y adiciones, que pueden afectar gravemente al erario público y se originan en debilidades en la fase de planeación y estructuración de los proyectos, según el comunicado de prensa.

"Es lamentable que se adjudiquen las concesiones, pero que los contratistas jueguen desde el inicio del contrato a solicitar modificaciones, adiciones y prorrogas sucesivas y constantes, para mejorar su rentabilidad", dijo.

En el informe, el contralor General de la República pidió al gerente del Inco, Julio César Arango, aclarar distintos elementos que deben ser atendidos con el objeto de evitar que se generen posibles inconvenientes dentro del proceso de contratación.

El contralor solicitó a todas las entidades que adelantan grandes proyectos, y en particular al Ministerio de Transporte, Invias e Inco, tener en cuenta estas recomendaciones, porque de lo contrario se puede poner en riesgo el patrimonio público.