La Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá expresó su preocupación por los efectos que deja la ola invernal en la actividad constructora, sin embargo precisó que las obras que están en desarrollo no tendrán alteración alguna y serán entregadas en las fechas pactadas.

El gremio inmobiliario consideró que las lluvias no pueden convertirse en pretexto para incumplir con el impulso de los proyectos inmobiliarios sino que por el contrario deben incentivar el trabajo en aras de llevar soluciones de vivienda para todos aquellos nacionales que lo perdieron todo, dice informe de prensa.

El aval de entregar y cumplir con las edificaciones en medio de la adversidad invernal, que de hecho es un enorme problema, lo da la solidez de las constructoras afiliadas a la Lonja capitalina que hoy prestan apoyo logístico y técnico en otras regiones del país.

“Esto es caótico, en Colombia estamos hablando de un invierno que le cegó la vida a más de 425 personas, que dejó heridos a 521 ciudadanos así como desaparecidos a 78. La situación es muy delicada toda vez que la cifra de damnificados supera los tres millones de colombianos, esto corrobora que Colombia no estaba preparada para el siniestro invernal y que la improvisación en obras viales pasó y bien cara la cuenta de cobro”, dijo la presidente de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, Amparo Araujo.

Para el gremio inmobiliario la coyuntura invernal desnudó las falencias en materia de infraestructura lo cual, considera, debe capitalizarse para construir una nueva Colombia en donde tengan soportes los conceptos de competitividad y productividad y no seguir con las improvisaciones y los engaños politiqueros que tanto daño le hicieron y le hacen a la industria, al campo y al desarrollo como tal.

“La situación es de tal magnitud que el gobierno central ha manifestado la disponibilidad de 4,4 billones de pesos (US$2.400M) para hacer frente a esta tragedia y cerca de 26 billones (US$14.600M) para las tareas de reconstrucción de las zonas afectadas, esta cifra es significativa en la medida que corresponde al 4,7% del PIB del cuarto trimestre de 2010”, afirmó Araujo, en el comunicado de prensa del gremio inmobiliario.

Destacó no solo el músculo financiero y la responsabilidad de las constructoras agremiadas en la Lonja de Bogotá sino su sentido de responsabilidad social , cooperación y generosidad patriótica por cuanto muchas de ellas desplazaron personal, maquinaria y profesionales para atender los percances en otras regiones colombianas impactadas por las crecientes y los deslizamientos de tierra.

Las constructoras con sede en Bogotá están brindando apoyo técnico a los diferentes estamentos estatales y trabajan con el Gobierno en el diseño de políticas de mediano plazo para ayudar a la comunidad afectada por los aguaceros y sus nefastos efectos.

La dirigente gremial reveló que dentro de las empresas que se encuentran colaborando en la mitigación del impacto sobresale la Constructora Bolívar, la cual ha prestado su maquinaria y personal al municipio de Mosquera para el fortalecimiento de los jarillónes y así evitar inundaciones que generarían más damnificados.

También está el aporte del Grupo Oikos que ha manifestado su apoyo al país de dos formas. En primer lugar, se encuentran trabajando conjuntamente en el desarrollo de mecanismos que permitan la asignación de viviendas para los damnificados que no se encuentran en condiciones de acceder a un crédito hipotecario, paralelamente lanzaron una oferta de 700 viviendas de interés social en el municipio de Mosquera, adicional a la cual tienen en estudio tres nuevos proyectos de igual tipo de vivienda todo esto con el fin de incrementar la oferta en momentos que el país necesita de este tipo de solución.

“Estos ejemplos son clara muestra del sentido de responsabilidad social que impulsa a nuestros afiliados, no solo desde la tribuna de la construcción sino que extiende dicha gracia a los inmobiliarios y avaluadores agremiados en la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá”, aseveró Araujo.

La Lonja bogotana no solo elogió la manera exitosa como las empresas sortearon la crisis invernal sino que aseguró que las constructoras afiliadas cuentan con la capacidad técnica, el capital humano, la experiencia y la disposición para apoyar al Presidente Juan Manuel Santos en el complejo proceso de reconstrucción de país que se avecina.