Bogotá. La empresa carbonera de Colombia, Frontier Coal, y sus socios, planean empezar a construir un puerto de 5 millones de toneladas al año en la segunda mitad de 2011 junto con un puerto fluvial, dijo el presidente ejecutivo.

Colombia, el quinto exportador mundial de carbón, espera duplicar su producción en 2019, pero el sector se queja de que la falta de acceso a infraestructura aumenta los costos de los precios en momentos en que la demanda de Asia aumenta.

"En el primer semestre estamos terminando la ingeniería y en el segundo semestre vamos a comenzar la construcción. Tomará 18 meses para ser terminado", dijo en una entrevista con Reuters Juan Manuel Ruiseco, al asegurar que la empresa tiene todos los permisos.

Frontier Coal exportó 450.000 toneladas de carbón térmico y PCI el año pasado y espera vender al exterior una cantidad similar en el 2011.

Ruiseco reveló que con dos socios no identificados invertirá entre 30 millones y 40 millones de dólares en los puertos marítimos y fluviales.

El puerto en el mar Caribe tendrá un cargador directo con una capacidad de 30.000 toneladas por día y para almacenar 400.000 toneladas, mientras que el puerto fluvial sobre el río Magdalena tendrá una tasa de carga de 25.000 toneladas diarias y 250.000 toneladas de almacenamiento, precisó el dirigente.
El carbón se transportará por el río hasta el puerto marítimo.

Frontier Coal utiliza actualmente los puertos de Venezuela para mover el carbón desde el departamento de Norte de Santander. La calidad del carbón es de alrededor de 12.600 BTU, declaró Ruiseco.

La industria carbonífera en Colombia está controlada por grandes productores que cuentan con su propio puerto e instalaciones ferroviarias, como Glencore, Drummond y Cerrejón, que es propiedad en partes iguales por BHP Billiton, Anglo American y Xstrata.

Los productores de carbón térmico y metalúrgico del centro del país sudamericano enfrentan obstáculos por los altos costos logísticos y la dificultad para acceder a los puertos.

Otras iniciativas privadas dirigidas a la construcción de puertos incluyen una de 28 millones de toneladas al año -Puerto Brisa, que comenzaría a operar a finales de 2011.

El gobierno también aprobó formalmente el año pasado una concesión por 30 años para un puerto de carbón de 32 millones de toneladas al año, las acciones de propiedad mayoritaria de Prodeco, unidad de Glencore.

Mercuria, uno de los mayores operadores energéticos privados del mundo, abrió una oficina comercial en Bogotá el año pasado y adquirió un negocio de barcos para transportar carbón y otras materias primas por el río Magdalena.

La producción de carbón de Colombia en el 2010 llegó a 75 millones de toneladas, 5 millones de toneladas por debajo de la meta del Gobierno debido al impacto de las fuertes lluvias, según las cifras preliminares del regulador de la minería.